MIGUEL SORIA Y DAVID MONJO DEBUTAN COMO ÁRBITROS EUROPEOS

EL VALENCIANO Y EL MADRILEÑO HAN DIRIGIDO EN ITALIA SU PRIMER PARTIDO CONTINENTAL

La pareja arbitral formada por Miguel Soria y David Monjo ha dirigido en Italia su primer partido como árbitros europeos, tras el ascenso conseguido el pasado mes de agosto en el EHF Men’s 19 Championship. El valenciano y el madrileño arbitraron el doble enfrentamiento entre el AC Life Style Handball Erice y el Maccabi Arazim Ramatgan, correspondiente a la segunda ronda de la EHF European Cup femenina.

Es un nuevo éxito en la trayectoria de ambos colegiados, ya que a nivel internacional ya formaron parte del equipo arbitral de los Juegos del Mediterráneo celebrados en el año 2018 en Tarragona y donde dirigieron la final masculina entre Croacia y Túnez. Del mismo modo, estuvieron presentes en las ediciones de 2018 y 2019 del Torneo Internacional de España de balonmano femenino, celebrados en Alicante y en Palencia respectivamente.

Cabe destacar su gran papel en las competiciones domésticas, ya que durante la temporada 2020/2021 el valenciano y el madrileño fueron designados para la Supercopa de España, que enfrentó al Benidorm y al Barcelona. También dirigieron el partido de cuartos de final de la Copa de SM el Rey entre Abanca Ademar León y Bada Huesca. Para rematar la pasada campaña, arbitraron los preparatorios de las Guerreras y los Hispanos en su camino a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Para Miguel Soria el debut es “una oportunidad única y muy difícil de alcanzar”, aunque asegura que es “solo el inicio de un nuevo camino lleno de experiencias apasionantes”. Confiesa sentirse como “unos privilegiados” por estar entre la élite arbitral, algo que es “muy intenso” y que requiere de “una concentración exclusiva y absoluta para preparar el partido”.

Soria apunta que “el compromiso del día a día y el esfuerzo de conseguir las metas para llegar al objetivo marcado” son los mejores consejos para los árbitros del futuro, sin dejar de lado “la humildad y la honestidad” para poder conocer “nuestros puntos fuertes y potenciarlos, pero también los débiles para trabajarlos”.

David Monjo afirma que el debut europeo supone “un paso más en nuestra carrera deportiva” que afrontan con “orgullo y mucha responsabilidad”, más aún al ser de una región con referentes arbitrales tan importantes a nivel internacional como Enrique Ríos o José Luis Argüello. 

Monjo señala que, a partir de ahora, dirigirán encuentros en “nuevas competiciones para nosotros” donde “el balonmano es diferente al que estamos acostumbrados en la Liga Sacyr Asobal o en la Liga Guerreras Iberdrola” con “una exigencia máxima y un trabajo al cien por cien”. El árbitro madrileño pide “esfuerzo y compromiso” a los más jóvenes, para que los “pequeños objetivos” que se fijen lleguen “a base de trabajo”. 

Fotografía: Joe Pappalardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.